MST Salta

elecciones 2015 - 20 / 05

Las elecciones en Salta y la izquierda; algunas reflexiones.

Spread the love

Los resultados del domingo sacan de nuevo a la luz, la necesidad de un debate profundo en la izquierda. Queremos aportar al mismo positivamente, lejos de un debate estéril o una polémica abstracta, sino viendo qué podemos hacer para que de conjunto la izquierda avance y no retroceda, como es el caso de PO en Salta, que acaba de perder la mayor parte el apoyo electoral que tenía.

 

Los resultados del domingo dejan al menos tres cuestiones claras: la primera es que los partidos del régimen lograron controlar la elección, llevándose a nivel provincial, entre los dos primeros más del 80% y sumando a la tercer fuerza (UCR y aliados) casi el 90% de los votos. La segunda cuestión es resultante de la primera; lograron reposicionar a la UCR en el 3º lugar, cuando en las PASO había salido 4º detrás de PO-FIT.

 

La tercera cuestión es precisamente esta última, el PO, principal fuerza electoral de izquierda en la provincia, volvió a retroceder perdiendo el tercer lugar al bajar al 6%, perdiendo a la vez en la Capital un gran número de concejales (En 2013 sacó el 27% y ahora el 12,7%). Ese retroceso, lamentablemente ya lo difunden los medios; “El Tribuno” de Salta dice: “El Partido Obrero perdió mucho terreno en Salta Capital. Después del batacazo que dio en el 2013, el PO quedará en el nuevo Concejo Deliberante con 3 de las 9 bancas que tenía hasta acá”. PO, también retrocede mucho en votos y pierde sus concejales en el interior de la provincia. Y en los números provinciales globales sufre un notorio retroceso; sacó en 2013 un diputado nacional con el 19% y ahora bajo al 6%.

 

Por fuera de estas cuestiones, nuestro MST salteño con la candidatura de Cecilia Gómez, logró aumentar un poco más los resultados obtenidos en las PASO y quedar en el 5º lugar, superando al Frente Popular en las elecciones generales, fuerza que anunció que haría una gran elección y terminó última y debilitada. Nuestro resultado, ha sido un paso adelante en la tarea de construir una nueva izquierda en la provincia.

 

¿Qué está en debate en la izquierda?

 

Que las fuerzas del régimen y sus partidos siempre van a intentar controlar y ganar las elecciones no es ninguna novedad. Se trata de preguntarnos ¿Qué podemos hacer desde la izquierda para enfrentar mejor esa situación? Y creemos que no hay manera de responder bien esta pregunta, sino no se supera la política y el método de la autoproclamación y el sectarismo que impide mayores niveles de unidad para mostrarse como opción de poder. En Salta, se nota que PO no apareció el último tiempo como una fuerza que estuviera a la altura de los votos que sacaba, por eso ahora recibió una especie de castigo de miles de sus propios votantes que dejaron de verlo como opción. Estas cosas tan concretas, no se pueden esconder. Menos aun negando la realidad, como ahora PO diciendo que en realidad avanzaron o se consolidaron. No es así. Hace dos años festejaron por “ganar Salta”. Hace algo más de un mes sacaron afiches diciendo “somos tercera fuerza” ¿Ahora se va a festejar ser cuarta fuerza? Ese mecanismo de negación, no ayuda a un debate reflexivo. La realidad, hay que analizarla seriamente, para tratar que los retrocesos, no se repitan en otros lugares.

 

Previo a las elecciones, en el plano nacional, le hemos enviado una carta al FIT planteando que para facilitar un acuerdo entre nosotros, estaríamos dispuestos a sumarnos a ese frente y partiendo de su programa. Ante esto aún no han respondido formalmente, aunque en el caso de PO, precisamente su dirigente de Salta, Claudio Del Pla, declaró infelizmente días atrás que nuestra propuesta “es un chiste de mal gusto y oportunista”. A la vista de los resultados en Salta, debiera repensar tan desafortunada respuesta, porque la realidad es muy distinta: el sectarismo, con su contracara oportunista, es el que permitió que la UCR recupere el tercer lugar provincial, cuando la unidad entre PO y el MST hubieran podido evitarlo y fortalecer de conjunto a la izquierda. Lo mismo en la Capital, donde por el mismo sectarismo se le termina cediendo 6 concejales a otros partidos del régimen. No ver esta realidad y resultados tan evidentes es lo que debilita a la izquierda, y es la consecuencia de una política equivocada.

 

Nuestra reflexión de hoy, va en el mismo sentido de la carta que le enviamos al FIT. Para favorecer los intereses de las y los trabajadores, de los sectores populares y de la juventud, hace falta ampliar la unidad de la izquierda, en base a un programa común, poniendo por delante los acuerdos y sabiendo debatir las diferencias que existen. Hay que hacerlo para que en las próximas elecciones nacionales no pase lo mismo que en Salta o en CABA y los viejos partidos del sistema se favorezcan con la división de la izquierda.

 

Esto está en debate. Quien quiera ignorarlo o esconderlo puede hacerlo, nosotros no. Por eso le hicimos al FIT una propuesta unitaria, clara y concreta y la mantenemos, pese a que debería ser el FIT quien convoque a una gran coalición unitaria y, equivocadamente, no lo hace. En nuestra reunión nacional de los próximos días evaluaremos la situación política general y las respuestas que el FIT, realice o no. Mientras tanto, ya estamos preparando el lanzamiento de nuestra campaña nacional, porque como en Salta, desde el MST vamos a pelear en todo el país con nuestra fórmula nacional y nuestros candidatos provinciales. Si es en unidad, como propusimos, será mucho mejor. Y sino, será fortaleciendo nuestro proyecto, porque una nueva izquierda ya existe en todo el país y es necesariaDSC_0051